plaza mayor de Sigüenza
Foto coloreada de Nemesia Horcajada, 1898


Vida en Sigüenza a finales del siglo XIX, familias Perucha Horcajada y Pascual

Esta entrada es una continuación de lo escrito en los epígrafes sobre la familia Perucha en  Hiendelaencina.

A finales del siglo XIX Gregorio Perucha García y su familia,  compuesta por su mujer Balbina Blanco de la Orden  y sus cuatro hijos, ocupan una importante posición en la economía de la ciudad de Sigüenza. La familia regenta varios negocios en la ciudad y son numerosos sus viajes a Madrid con la nueva línea de ferrocarril, para gestionar los asuntos  relacionados con los temas minero y ganadero y, suponemos, disfrutar de las maravillas de la Villa y Corte.


Los hijos del matrimonio  Perucha Blanco van creciendo y se casan  en Sigüenza ; en primer lugar Casimira,  con Jose Maria Pascual, ingeniero nacido en Gascueña, cerca de Hiendelaencina,  que también es periodista colaborador de varias revistas de la época. Jose Maria Pascual merece un lugar destacado en esta entrada ya  que nos ha dejado numerosos artículos sobre el movimiento y costumbres de nuestra familia, algunos de los cuales reproduciremos en esta entrada.

En segundo lugar se casa Juan Manuel Perucha (mi bisabuelo) que lleva su nombre en homenaje a su abuelo paterno y a su padrino Juan, hermano de Gregorio.
Juan Manuel se casa con Nemesia Horcajada Martinez, hija de Ponciano Horcajada Sanchez,  industrial residente en Sigüenza pero nacido en Castejón, en la Alcarria conquense, de familia de molineros y horneros alcarreños   y dueño de  varios negocios en Sigüenza, entre ellos una fonda en las afueras de la ciudad, cerca de Carabias y una bodega con tienda de alimentación en la calle del Humilladero de la capital seguntina.

Por lo que sabemos, Ponciano intenta dar a Nemesia y a su hermana Antonia la esmerada educación  de las señoritas de la época, con gran aprovechamiento al menos por parte de Nemesia. En el recorte de prensa inferior se indica  que obtuvo sobresaliente en los exámenes de su carrera de piano en el conservatorio de Madrid, en 1890.


Ponciano deja de tener suerte en los negocios hacia en la década de 1880.  Técnicamente se arruina, o bien deja de pagar a Hacienda , algo que le llevan incluso a perder la capacidad de voto en las elecciones de 1880  ( hasta 1890 no hubo elecciones por sufragio universal masculino ) más las desavenencias económicas con su hijo mayor Prudencio y con su nuera,  reflejadas en el testamento de Ponciano, le podrían haber obligado a  «organizar » el casamiento de Nemesia con Juan Manuel , de fortuna más saneada en aquel momento.

Seguidamente se casa  Joaquín, con María Hervás,  y  nos queda Maximina, que hasta donde he podido saber queda soltera.

 
 
Son varios los hijos de Juan Manuel y Nemesia, entre ellos mi abuela Ascensión Perucha Horcajada, nacida en 1898 en la casa familiar de la Calle de Comedias.  Nacen dos hijas más, Patrocinio y Adelina y al cabo de algunos meses de este último nacimiento fallece, Nemesia, en 1903 con 32 años.


Campos en la localidad de Carabias, desde la iglesia parroquial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Puedo ayudarte? Can I help you?