Recuerdos de un viaje a Irán -parte 1

En esta entrada veremos detalles de un viaje a Irán realizado en 2016. En concreto hablaremos de las maravillas construidas por los soberanos persas en el siglo VI y V a. C,  localizadas en la zona de Shiraz, al sur del país.

Entre lo más destacable se encuentra la ciudad de Persépolis (en las imágenes de arriba y a la derecha) , cuyas excavaciones y complejo museístico están catalogados como Patrimonio Mundial por la UNESCO,  el complejo palaciego de Pasagardae, con la tumba mausoleo de Ciro el Grande y, por último, las tumbas de los descendientes de Ciro en Naqsh-e Rostam, que incluyen bajorrelieves posteriores del periodo seleúcida .

Situación en el mapa de Irán de los yacimientos de Persépolis y Pasagardae

El imperio persa

Las diferentes dinastías de reyes persas extendieron sus dominios por Asia Central, Anatolia, llegando en ocasiones hasta Grecia, entre el siglo VI , con los Aqueménidas, y el IV  con los Seleúcidas. Los restos de sus exuberantes palacios pueden ser aún visitados en el sur de Irán.

Bajorrelieve de guerreros persas en Persépolis

Ruinas del Palacio de Pasagarda y mausoleo de Ciro el Grande

Ruinas de torre del fuego en los restos del palacio de Pasagardae

Nos quedan unas pocas ruinas del palacio construido por Ciro II el grande, padre de la dinastía Aqueménida  y sus sucesores en Pasagardae. Como los demás palacios persas, fue incendiado por las tropas de Alejandro Magno. Una de las ruinas que se mantiene en pie y que sigue siendo lugar de peregrinación de los persas es el Mausoleo de Ciro el Grande, que conservaba en su interior sus restos en un ataud de oro. Fue saqueado en la época de Alejandro el Magno también.

Escritura cuneiforme de un texto en lengua farsi en las ruinas del Palacio de Pasagardae
Mausoleo de Ciro II el Grande en Pasagarda

Persépolis

Capitel con formas mitológicas en Persépolis

Las excavaciones de Persépolis forman parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO. 

Construida por Darío I en el siglo VI a. C , fue ampliada y ornamentada por sus sucesores Jerjes y Artajerjes.  Representa un cambio de estilo en las construcciones persas y desecha las características defensivas de otros palacios. Construida en varias plataformas formadas por grandes sillares que no utilizan argamasa para unirse entre sí. El diseño original asemejaba a una tienda nómada, construida con materiales nobles.

Conserva asimismo una tumba en forma de Hipogeo de Artajerjes II. Las piezas más interesantes de la excavación se encuentran en el museo y tesoro de Persépolis.

Puerta de entrada a Persépolis
Vista de las excavaciones de Persépolis. Al fondo, tumba de Artajerjes II

Sepulcros de reyes persas en Naqsh-e Rustam

En este plano se puede apreciar las dimensiones de las tumbas con respecto a las personas que las visitan

A pocos km. de Persépolis  se encuentra la zona de los sepulcros de los reyes persas Dario I, Dario II, Artajerjes I y Jerjes del  siglo V y IV a.c . Bajo ellas se encuentran bellos relieves esculpidos ya con la dinastía Sasánida, fechados alrededor del siglo III d.C. . Representan momentos de la historia de Persia  tales como la petición de clemencia del emperador romano Filipo el Árabe ante el rey persa.

Petición de clemencia de los emperadores romanos Valero y Filippo el Arabe ante el soberano persa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Puedo ayudarte? Can I help you?