Me ha parecido muy interesante, tras una visita a un archivo diocesano aragonés,  ver que en algunos casos se encontraban profusas decoraciones policromadas de partidas de bautismo. Me pregunto si las familias pagaban algún dinero extra para que se realizasen estas decoraciones en los asientos de los libros parroquiales o bien era cuestión de un regalo del cura debido a lazos de amistad o parentesco. El caso es que contemplar una partida como la que muestro en la imagen  inferior (lamento que la foto esté borrosa)  alegra la tarea, algunas veces tediosa, de localizar los datos del pariente en los archivos. He preguntado en un foro de investigadores genealógicos si saben cuál es el motivo de estas decoraciones. Espero tener respuesta próximamente para aclarar mis dudas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Puedo ayudarte? Can I help you?